Where To Buy Contact Options
Icono de teléfono
¿Tiene preguntas? Contáctenos
1-800-338-3287
Talk to an Expert
mobile menu icon mobile menu close icon

Todos conocemos la famosa frase de la película de 1967 La leyenda del indomable: “Lo que tenemos aquí es un problema de comunicación”. Una mala comunicación puede causar resultados inesperados e indeseados en muchas situaciones, pero la falta de comunicación o los “problemas de comunicación” al ingresar a un espacio confinado pueden causar una tragedia.

No sé si a alguien realmente le gusta entrar a un espacio confinado, un área con un trayecto limitado de entrada y salida, que no está diseñada para que la ocupe un humano, pero que es lo suficientemente grande para que alguien ingrese a hacer un trabajo necesario. He ingresado a muchos, desde antes de empezar a trabajar en el negocio hace 35 años, y no se me ocurre algo peor que arrastrarse por un orificio oscuro sin saber con seguridad si alguien en el exterior me está cuidando. Créanme, he estado ahí más de una vez.

confined-spaces-workersLa comunicación en espacios confinados comienza mucho antes de que alguien traspase el plano para ingresar al espacio en sí. Comienza al entender correctamente cuáles son los peligros y riesgos a los que una persona podría enfrentarse al trabajar en espacios confinados. La Guía 350 para ingresar y trabajar de manera segura en espacios confinados de la Asociación Nacional de Protección contra el Fuego (National Fire Protection Agency, NFPA) indica que la comunicación es una “parte vital y reiterativa de reducir los peligros” al ingresar a espacios confinados.

Los peligros se identifican y comunican durante las evaluaciones de peligros en el trabajo y también se pueden comunicar mediante otros recursos como las hojas de datos de seguridad (Safety Data Sheets, SDS) que identifican las sustancias que se podrían encontrar dentro de un espacio, los planos y esquemas que comunican información sobre la construcción y los equipos que se podrían encontrar en el espacio, y los carteles y las señalizaciones que brindan advertencias específicas sobre el espacio antes de ingresar. Debe prestar atención a estas cuestiones antes de ingresar al espacio para saber exactamente con qué puede encontrarse.

Cumplir las normas de comunicación de peligros

La comunicación de peligros es solo el comienzo de los requisitos de comunicación en espacios confinados. La sección (d)(3) de la norma final 1926.1208 del Registro Federal de Estados Unidos (United States Federal Register) para los espacios confinados en construcción, que es desde todo punto de vista, idéntica a la sección (d)(4)(iii) de la norma final 1910.146 para el ingreso a espacios confinados en la industria general, indica que la persona asistente al ingreso de un espacio confinado debe contar con todos los equipos necesarios para comunicarse de manera eficaz con las personas que ingresan a ese espacio. El asistente también debe tener la capacidad de pedir ayuda en caso de emergencia si es necesario y de informarles a las personas que ingresan si se presenta una amenaza externa al espacio que podría impedir que trabajen de manera segura dentro del espacio.

La comunicación con las personas que ingresan a un espacio confinado puede darse de diversas formas, que incluyen las siguientes:

  • Comunicación directa entre la persona que asiste y la que ingresa 
  • Radios bidireccionales 
  •  Otros métodos de comunicación visual o no verbal.  

¿Qué ocurre si la configuración del espacio es compleja y el asistente no puede ver a las personas que ingresan? ¿Qué ocurre si el trabajo en el espacio genera demasiado ruido y dificulta escuchar al asistente o a la radio mientras se utiliza protección auditiva? ¿Qué ocurre si usar un respirador amortigua la voz de quien ingresa y dificulta comprender un pedido de ayuda? ¿Qué ocurre si la configuración del espacio limita la recepción de radios bidireccionales? ¿Qué ocurre si...?


Simplificar la comunicación con detectores de gases portátiles

El ingreso a espacios confinados que necesita permisos requiere el uso de detectores de gases portátiles para evaluar la atmósfera interna del espacio antes de que las personas puedan ingresar. Muchas personas dirían que el requisito se debe aplicar a todos los espacios confinados. La sección 7.13.1 de NFPA 350 profundiza un poco más e indica que la “atmósfera dentro y fuera de un espacio confinado se debe supervisar continuamente para garantizar condiciones laborales seguras constantes”.

linkedin-In-Stream_Wide___TeamBasedSafetyLa forma más eficaz de lograrlo es que cada persona que ingresa al espacio lleve un detector de gases portátil personal como el Ventis® Pro5. Los monitores de gases personales están disponibles hoy con sistemas de radios incorporados que pueden brindar comunicación desde adentro de los espacios confinados al mundo exterior. Estos sistemas permiten que los detectores formen redes de comunicación de malla inalámbricas fácilmente que repiten los mensajes y permiten una transmisión continua de las señales de radio desde adentro de los espacios confinados más difíciles. Los detectores de gases transmiten las lecturas del sensor de manera continua, lo que permite que un asistente ubicado fuera del espacio vea las condiciones internas mediante un detector que supervisa el punto de ingreso o en una consola de supervisión separada.

Las condiciones también se pueden supervisar de manera remota o desde múltiples espacios al mismo tiempo con el software de supervisión en vivo iNet® Now. La comunicación entre monitores permite que la persona que ingresa al espacio sepa si su compañero se ha encontrado con un peligro de gas o si está experimentando una emergencia física o médica al mismo tiempo que el asistente recibe una alerta afuera.

De la misma manera, esa persona que ingresa puede usar el detector de gases para alertar a los trabajadores que están dentro del espacio si las condiciones externas pondrán su seguridad en riesgo. Los mensajes por radio de estos dispositivos incluso permitirán que los sistemas de detección de gases alerten a los primeros intervinientes y rescaten al personal si fuese necesario, al brindarles información más directa sobre la naturaleza de la emergencia y la ubicación exacta del espacio.

Una buena comunicación no debería detenerse cuando finalizan las operaciones de ingreso. La información grabada y recopilada de los monitores de gases que supervisan espacios confinados de manera continua debe almacenarse y revisarse mediante la plataforma iNet Control, que se debe usar para informar a los equipos sobre las condiciones encontradas durante el ingreso y antes del próximo ingreso al mismo espacio confinado. Esto nos brinda una amplia oportunidad de mitigar condiciones peligrosas inesperadas antes de volver a encontrarlas.

iNet_Now_HighAlarm

Si las operaciones de ingreso a un espacio confinado se realizarán de manera segura, no se puede simplemente tolerar un “problema de comunicación”. La próxima vez que envíe a su grupo de trabajo a ingresar a un espacio confinado, asegúrese de tener toda la información correcta y de que lleven el equipo de detección de gases correcto, que no solo salvará sus vidas, sino que también les asegurará que siempre habrá alguien que los está cuidando.