Where To Buy Contact Options
Icono de teléfono
¿Tiene preguntas? Contáctenos
1-800-338-3287
Talk to an Expert
mobile menu icon mobile menu close icon

Hay muchas maneras de que los sensores de un detector de gas fallen. Se le podría caer el instrumento y dañar el sensor en el interior.  Es posible que se encuentre en un entorno donde el gas del ambiente pueda contaminar los sensores. Podría estar en un entorno de alta humedad que afecte la precisión de las lecturas de gas. Es importante tener en cuenta todos estos efectos externos y ambientales, pero ¿alguna vez tuvo que reparar o reemplazar un detector de gases porque el sensor de oxígeno era simplemente “muy viejo”?  

Sensores de oxígeno tradicionales

Los sensores de oxígeno, al igual que todos los demás sensores electroquímicos, pierden sensibilidad después de largos períodos de uso. Los sensores tradicionales de O2 duran, en promedio, alrededor de 2 años, pero en comparación con otros sensores electroquímicos, como el de H 2S y CO, que duran, en general, más de 4 años, el sensor de O2 tiene un bajo rendimiento. Los sensores de O2 envejecidos representan una de las fallas más comunes en los detectores de gases, y pueden ser motivo de preocupación para los usuarios que deben gastar tiempo y dinero constantemente para reemplazarlos.  Por suerte, ahora existen sensores de O2 de larga duración para los detectores de gases, algo que los usuarios han querido desde hace bastante tiempo.

Sensores de oxígeno de larga duración

Los sensores de oxígeno de larga duración representan una nueva manera de que los usuarios de detectores de gases aborden una de sus principales preocupaciones. Con un mantenimiento adecuado (como la calibración y las pruebas funcionales), estos sensores pueden durar hasta cinco años, lo cual constituye un paso importante en comparación con la vida útil típica de dos años. Un sensor de mayor duración puede ocasionar menos fallas, puede requerir menos tiempo dedicado al mantenimiento de los instrumentos y menos dinero gastado en reparaciones y reemplazos. Además, estos sensores de oxígeno de mayor duración generalmente no contienen plomo, lo que es un gran beneficio para el medio ambiente. También hay poca diferencia de precio entre estos y los sensores tradicionales de O2.

Los sensores de O2 libres de plomo y de larga duración son una mejora con respecto a los sensores de O2 tradicionales, pero funcionan de manera diferente porque son sensores sesgados.

  1. Consumen la energía de la batería cuando el instrumento está apagado
  2. Necesitan tiempo para calentarse bajo ciertas condiciones

Si bien estas diferencias pueden parecer desconcertantes, probablemente sean mínimas para la mayoría de los usuarios de detección de gases.

¿Por qué se usan sensores sesgados?

Entonces, ¿por qué el sensor consume energía de la batería cuando el instrumento está apagado? El sensor está sesgado, lo que significa que el electrodo de referencia requiere un potencial más positivo que el electrodo sensor (600 mV por encima del electrodo sensor). El sensor debe estar sesgado para permanecer estable y arrojar lecturas precisas. Cuando el instrumento está encendido y en funcionamiento, el sensor recibe suficiente corriente para permanecer sesgado. Cuando se apaga el instrumento, el sensor consume la energía de la batería en un esfuerzo por mantenerse estable. Según las pruebas, a un instrumento completamente cargado le quedará una hora de tiempo de funcionamiento luego de 15 días de estar almacenado sin alimentación, por lo que el impacto en la energía de la batería es mínimo. El sensor sesgado tampoco afecta negativamente el tiempo de funcionamiento del instrumento.

¿Qué sucede con el tiempo de calentamiento? Nuevamente, estos sensores requieren un consumo de corriente constante para permanecer cargados. Por ejemplo, si la batería del instrumento se agota por algún motivo, después de que el usuario reemplace o cargue la batería y encienda el instrumento, este requerirá algún tiempo para que el sensor se estabilice. El tiempo que tarda el sensor en estabilizarse varía según el tiempo que el instrumento estuvo inactivo. En la siguiente tabla se describe cuánto tiempo suele tomar la estabilización del sensor.

TIEMPO SIN ALIMENTACIÓN TIEMPO DE CARGA PARA ESTABILIZARLO
15 minutos 15 minutos
1 hora 25 minutos
10 horas 75 minutos
1 día 2 horas
1 semana 3 horas

La estabilización del sensor también es necesaria cuando uno de estos sensores de O2 de larga duración debe ser reemplazado. Cuando el viejo sensor de oxígeno está llegando al final de su vida útil, el usuario puede pedir un sensor de reemplazo. El sensor de O2 de reemplazo de larga duración viene con una batería de botón que mantiene al sensor sesgado hasta que se instale en un instrumento. Incluso con la batería de botón, cuando se reemplaza el sensor, el instrumento sesga el sensor para estabilizarlo a su nivel óptimo. Este proceso generalmente toma menos de 15 minutos.

Las lecturas sesgadas del sensor de oxígeno serán inestables si:

  1. Se ha quitado la batería del instrumento durante un determinado período
  2. El instrumento se apaga después de la advertencia de nivel crítico de batería

Como se ha dicho, si los usuarios mantienen sus instrumentos cargados y en funcionamiento, no deberían tener que preocuparse por las diferencias de uso o funcionalidad.

El sensor de oxígeno de larga duración tiene sus diferencias con el sensor de oxígeno tradicional, pero brinda a los usuarios varias ventajas, como menos fallas en el sensor, menos tiempo dedicado al mantenimiento, menos dinero gastado en reparaciones y un menor impacto ambiental.  Con una calibración adecuadapruebas de impacto y mantenimiento del detector de gases, el sensor de oxígeno de larga duración puede beneficiar enormemente a los usuarios y, lo que es más importante, mantenerlos seguros.

¿Quiere saber qué podría estar contaminando sus sensores? Lea sobre los peligros más frecuentes aquí.