Where To Buy Contact Options
Icono de teléfono
¿Tiene preguntas? Contáctenos
1-800-338-3287
Talk to an Expert
mobile menu icon mobile menu close icon

¿Está pensando en dispositivos de seguridad 3G? Piense nuevamente

Para ayudar a los trabajadores a mantenerse seguros en el trabajo, los empleadores confían cada vez más en dispositivos de seguridad conectada. Los trabajadores se benefician de esta conectividad porque saben que pueden obtener ayuda si la necesitan, mientras que los empleadores pueden reducir el riesgo y recopilar datos de seguridad valiosos para impulsar mejoras duraderas por medio de estos dispositivos con Internet industrial de las cosas (industrial internet of things, IIoT).

Aunque este cambio a un entorno de trabajo conectado puede ayudar a proteger a los trabajadores y mejorar el rendimiento del negocio, debe considerar cuidadosamente en qué tecnología confiará. Si elige conectar a los trabajadores por medio de software de supervisión en vivo a través de conectividad celular, necesita considerar la red que utilizarán sus dispositivos conectados.

Esto es incluso más importante para los dispositivos con una vida útil prolongada, como los detectores de gases. Con una vida útil promedio de 4 a 8 años, es vital elegir opciones de conectividad que no se vuelvan obsoletas y dejen a sus trabajadores sin la conectividad en tiempo real que necesitan.

El fin de la tecnología 3G

Muchos dispositivos celulares conectados usan redes 3G, que existen desde hace más de 17 años. Recientemente, tecnologías celulares más avanzadas se han vuelto viables, como la red 4G LTE para teléfonos celulares y LTE-M para dispositivos con IoT.

Las principales compañías de telefonía celular de Estados Unidos y Canadá ya están cerrando o sacando de servicio en forma escalonada sus redes 3G. A futuro, el ocaso de la red 3G no hará más que acelerarse. Los expertos prevén que las compañías telefónicas cerrarán sus redes 3G para fines de 2022, y Verizon, al frente de esta tendencia, deshabilitará su red 3G para fines de 2020.

La razón de este cambio es la explosión del uso de Internet móvil en la última década. Las compañías telefónicas quieren reubicar la capacidad en sus redes más avanzadas para brindar una mejor experiencia a sus usuarios.

¿Qué quiere decir esto para los dispositivos con 3G?

A medida que las compañías telefónicas cierran sus redes 3G, los dispositivos celulares con IoT basada en 3G dejarán de transmitir datos. Este será un problema significativo si depende de la conectividad celular por 3G para supervisar las estadísticas vitales de seguridad. Los trabajadores perderán conectividad y afrontarán los riesgos que usted buscó evitar, y deberá reinvertir en dispositivos nuevos o modificaciones para conectar a los trabajadores por medio de LTE-M

Cómo cambiar de 3G a LTE-M

Ahora que las compañías telefónicas están dejando en desuso las redes 3G, necesitaremos operar en redes a prueba del futuro, como LTE-M. Las redes LTE-M ofrecen varios beneficios que las convierten en una opción popular para los dispositivos conectados, especialmente los detectores de gases. 

  • LTE-M es la tecnología celular más moderna para los dispositivos con IoT. A diferencia de la red 3G, actualmente no hay un plan de dejar de usar las redes LTE-M, incluso ahora que la cobertura 5G comienza a estar disponible en algunas regiones. Cambiar a dispositivos celulares con IoT que emplean LTE-M, como el Ventis® Pro5, protegerá su inversión por varios años.
  • La red LTE-M ofrece un rango extendido. Las redes LTE-M le dan un mejor rango dentro de edificios y en lugares subterráneos, en comparación con la red 3G. Este rango extendido permite a los trabajadores mantenerse conectados, incluso en áreas que tradicionalmente han sido difíciles de cubrir.
  • Mayor duración de la batería. Los dispositivos conectados con tecnología LTE-M requieren menos energía de la batería y menos ancho de banda para transferir datos que sus contrapartes con 3G.
  • Ideal para uso móvil. La tecnología LTE-M no permite que se corte la conexión cuando los trabajadores se trasladan por diferentes celdas de la red, de manera similar a un teléfono celular. Esta conectividad constante hace que la tecnología sea ideal para el seguimiento de activos y la gestión de la flota.

A medida que la tecnología 3G desaparece, los dispositivos con IoT, como los detectores de gases, deben ofrecer conectividad por medio de la última tecnología celular. Conectar los dispositivos por medio de una red diseñada para dispositivos con IoT ofrece claras ventajas para las aplicaciones de seguridad, especialmente la detección de gases.

A la hora de elegir detectores de gases conectados para proteger a sus trabajadores, asegúrese de que también proteja su inversión con detectores de gases con tecnología celular a prueba del futuro