Where To Buy Contact Options
Icono de teléfono
¿Tiene preguntas? Contáctenos
1-800-338-3287
Talk to an Expert
mobile menu icon mobile menu close icon

“Esto es tan urgente que lo escribo desde una cama del Servicio de Urgencias. Tenemos que conseguir 14 monitores de O2 GasBadge Pro más… lo antes posible”.

Este pedido urgente fue una solicitud de un líder de ambiente, salud y seguridad (environment, health and safety, EHS) en un centro médico de reconocimiento mundial.

El pedido vino poco después de la aprobación de la vacuna contra la COVID-19 por la Administración de Alimentos y Medicamentos (Food and Drug Administration, FDA) y la distribución de esas dosis de vacunas a los centros de atención médica en todo Estados Unidos. La vacuna, fabricada por Pfizer, debe conservarse a temperaturas extremadamente bajas de menos 70 grados Celsius, y los métodos para almacenar y transportar la vacuna conllevan peligros invisibles.

Ambos procesos dependen por completo de las temperaturas necesarias para mantener correctamente las dosis de vacunas. La detección de gases es un elemento crucial para garantizar la seguridad del proceso de distribución.

TRANSPORTE DE LA VACUNA CONTRA LA COVID-19

Debido a las exigencias de temperatura extrema para la vacuna, el transporte probablemente requiera algún tipo de hielo seco. El hielo seco se fabrica mediante la compresión de dióxido de carbono. A medida que el hielo seco “se derrite”, despide CO2, que puede crear un ambiente peligroso cuando se transporta a granel. El CO2 desplaza el oxígeno, lo que produce niveles más bajos de oxígeno y un ambiente más peligroso.

“Hay inquietudes evidentes sobre el transporte de la vacuna en avión. Cualquier potencial de CO2 en un avión significa que podría ingresar en la cabina, y eso podría ser preocupante”, comenta Dave Wagner, director de ingeniería de aplicaciones y conocimiento de productos de Industrial Scientific.

Para los envíos en camión, donde los suministros a granel suelen dividirse en entregas más pequeñas, el problema de la fuga de CO2 es una amenaza menor, pero igualmente presente.

“Si está en un acoplado, está lejos de la cabina del camión y el conductor no está realmente expuesto. Cuando esos envíos se dividen, por ejemplo, entre conductores de UPS u otras personas que realizan el envío, la cantidad de hielo seco que transportan es más pequeña, y es menos probable que produzca niveles peligrosamente bajos de oxígeno”, indicó Wagner.

Alquiler de detectores de gases

 

Desafortunadamente, puede ser difícil detectar el CO2 sin el equipo adecuado. Para supervisar los niveles cambiantes de CO2 cuando se trabaja con hielo seco, el MX6 iBrid® o el Ventis® Pro5 pueden ser la elección adecuada. El MX6 es un monitor adaptable de seis gases con cientos de posibles combinaciones de sensores, incluidos oxígeno, gas tóxico y combustible, y compuestos orgánicos volátiles.

El monitor multigás Ventis Pro5 le permite supervisar el CO2 y varios gases más, además de que también le ofrece conectividad inalámbrica para que pueda ver lecturas de gases en tiempo real con software de supervisión en vivo. Con el Ventis Pro5 y un software de supervisión en vivo, puede ver lecturas de CO2 de los detectores de gases desde un teléfono celular o una computadora para asegurarse de que su equipo está a salvo, mientras que las alertas que permiten actuar en el detector de gases pueden informar a los usuarios exactamente cómo responder cuando suena una alarma de CO2. Esto quiere decir que incluso los usuarios de detectores de gases sin experiencia pueden tomar una decisión de manera rápida y segura cuando las condiciones se vuelven peligrosas.

ALMACENAMIENTO DE LA VACUNA CONTRA LA COVID-19

En términos de almacenamiento, es probable que los depósitos, hospitales u otros centros de salud almacenen la vacuna en cámaras criogénicas o refrigeradores para obtener las temperaturas ultrafrías que mantienen estable la vacuna. Estos métodos de enfriamiento criogénicos funcionan con nitrógeno líquido, el cual requiere algunas precauciones especiales.

“Siempre que haya que trabajar con nitrógeno líquido, es necesario preocuparse por las fugas, porque si se producen hay un riesgo inmediato”, comentó Wagner. “Una fuga de nitrógeno líquido agotará el oxígeno del área”.

De manera similar que el CO2, el nitrógeno líquido también desplaza al oxígeno. Muchos centros médicos tienen estándares de salud y seguridad específicos que deben mantener cuando utilizan materiales potencialmente peligrosos. En algunos hospitales, por ejemplo, los departamentos y las agencias de bomberos locales exigen supervisión del oxígeno cuando se utiliza nitrógeno líquido.

En salas con refrigeradores criogénicos, una fuga de nitrógeno llenaría la sala y agotaría el oxígeno. Ingresar a una sala con una fuga, sin saber primero si es seguro hacerlo, puede causar la muerte. Por ese motivo, los monitores de gases son clave para la seguridad de los trabajadores.

Si bien es probable que los laboratorios y las plantas que fabrican la vacuna usen monitores fijos para mantener los estándares de salud y seguridad, los monitores de gases portátiles con sensores de oxígeno son útiles para las plantas que podrían no tener implementado un programa de detección de gases. Los sensores intercambiables permiten que el dispositivo se adapte rápidamente a situaciones en las que es necesario supervisar los niveles inseguros de oxígeno, por ejemplo, cuando se almacenan vacunas durante una pandemia mundial.

Desde ya, los niveles bajos de oxígeno, pueden identificarse con un detector de gases equipado con un sensor de oxígeno. Un monitor de gases como el GasBadge® Pro puede alertar a los trabajadores respecto de los riesgos, de modo que se mantengan seguros cuando distribuyen al público esta vacuna que salva vidas. Cuando tiene un equipo de detección de gases confiable, tiene libertad para enfocarse en sus tareas, sabiendo que está seguro.

TENGA EN MENTE LA SEGURIDAD BÁSICA

Ahora que los riesgos de la COVID-19 están tan presentes, puede ser fácil olvidarse de los peligros relacionados con gases invisibles. Sin embargo, es importante supervisar para detectar niveles bajos de oxígeno y niveles altos de dióxido de carbono en el transporte y el almacenamiento de la vacuna contra la COVID-19. Puede significar la diferencia entre una situación segura y una potencialmente mortal.

Ya sea a partir de una solicitud urgente de laboratorios médicos, hospitales o para el transporte aéreo o terrestre, las vacunas deben trasladarse rápidamente, teniendo en mente la seguridad de los trabajadores. Esto quiere decir no tener que preocuparse por los gases peligrosos que crean una situación potencialmente peligrosa y, por ende, demoran la entrega de una vacuna que es urgente. 

Deje que Industrial Scientific le preste servicio, para que usted pueda prestar servicio a los demás. Comuníquese hoy con nosotros para saber si necesita detectores de gases para mantener seguros a sus trabajadores. Nuestras opciones de alquiler le permiten obtener detectores de gases mañana mismo y conservarlos todo el tiempo que los necesite.