Where To Buy Contact Options
Icono de teléfono
¿Tiene preguntas? Contáctenos
1-800-338-3287
Talk to an Expert
mobile menu icon mobile menu close icon

Gavin Boorman, director general y gerente de las regiones de Europa, Oriente Medio y África (EMEA) de Industrial Scientific, respondió a algunas preguntas sobre nuestro más reciente sensor para el Ventis Pro5: un detector de fotoionización (PID) para identificar compuestos orgánicos volátiles (COV).

P: ¿Qué es el Ventis Pro5 con sensor de COV PID?

R: El Ventis Pro5 con sensor PID de COV es el detector PID más pequeño, duradero, compacto, cómodo y fiable del mercado. Va a suponer un cambio de juego para los higienistas industriales de todo el mundo.

El monitor multigas Ventis Pro5 ya es un superproducto: decenas de miles de personas en todo el mundo utilizan los Ventis Pro cada día para todo tipo de aplicaciones difíciles. No hay ninguna otra plataforma para un sensor PID que dé lo que nosotros damos. Aparte del propio hardware, hay una variedad de soluciones de conectividad: BLE, wi-fi y celular. El Ventis Pro5 con PID también puede conectarse a nuestra plataforma iNet, que permite la supervisión en directo, la gestión de datos y los servicios de mantenimiento de principio a fin. Es un paquete completo para la supervisión de COV.

Ventis Pro_PID_Sensors

P: ¿Por qué son tan importantes los sensores PID para detectar los COV?

R: Los sensores PID se han hecho más frecuentes en los últimos años, ya que hemos descubierto algunos de los riesgos para la salud a largo plazo asociados a la exposición a hidrocarburos tóxicos. La cuestión básica es que muchos de estos vapores orgánicos son tóxicos antes de convertirse en inflamables.

Durante muchos años, ha sido norma medir los límites inferiores de explosividad (LIE), o el nivel de inflamabilidad de estos diferentes gases como el metano, el pentano, el butano y la gasolina. (Pero muchos de los gases orgánicos más pesados, como el gasóleo o el combustible para aviones, son tóxicos antes de ser inflamables. Aunque haya riesgo de explosión, la exposición repetida a esas sustancias también puede aumentar el riesgo de padecer enfermedades graves, como problemas respiratorios o cáncer.

 

P: ¿Qué sectores deberían estar especialmente interesados en este nuevo sensor PID?

R: Las industrias aplicables son amplias: cualquier lugar en el que estén presentes los COV. Algunas de las verticales más comunes son :

  • refinerías
  • productos químicos
  • almacenamiento y transmisión de combustible
  • materiales peligrosos
  • topografía
  • tratamiento de aguas
  • alimentos y bebidas
  • plásticos y polímeros
Esta lista no es exhaustiva: hay más aplicaciones de las que cree.

 

P: ¿Quién se beneficiará del uso del sensor PID de COV?

R: Los higienistas laborales e industriales encontrarán el sensor beneficioso porque se preocupan por los riesgos para la salud en lugar de sólo por la seguridad. Otra función es la de los responsables de la protección del medio ambiente, sobre todo porque los umbrales de actuación de estos gases siguen disminuyendo.

Dado que la gente está reconociendo que los COV son peligrosos incluso en pequeñas cantidades, su control se está convirtiendo en algo habitual en la gestión de la salud, la seguridad y el medio ambiente.

 

P: ¿En qué mejora el rendimiento del sensor PID del Ventis Pro5 con respecto a los PID tradicionales?

R: El más importante es la respuesta a la humedad. Uno de los problemas de todos los sensores PID tradicionalmente es que sufren la respuesta a la humedad.

Mi demostración favorita de esto es la prueba de la taza de café. Si cogemos la mayoría de los PID del mercado y los agitamos sobre una taza de café caliente, los sensores se desviarán y nos darán falsas alarmas. Esto supone un gran reto porque en muchas aplicaciones industriales, al caminar por un lugar de trabajo se observan cambios en la temperatura, la humedad y la presión. Eso es normal, pero los sensores PID tradicionales eran muy sensibles a esos cambios y daban datos falsos. Esto puede llevar a que los trabajadores tomen contramedidas por una exposición a gases que nunca se produjo.

El sensor PID del Ventis Pro5 utiliza una tecnología patentada única llamada electrodo de valla. Tienen un electrodo adicional incorporado en la pila del sensor, que compensa parte de la deriva debida a los cambios de temperatura o humedad. Si sostiene el Ventis Pro5 con PID sobre una taza de café caliente, se mantiene estable. Esta es una gran ventaja para los trabajadores: no tendrán que lidiar con falsas alarmas.

Otra mejora del rendimiento es la mayor duración de la batería. Nuestro nuevo PID requiere menos energía que los sensores tradicionales.

En general, el sensor PID de Ventis Pro5 es más estable, robusto y ofrece un mejor rendimiento a largo plazo que las generaciones anteriores.

 

P: ¿Cómo se compara el Ventis Pro5 con un sensor PID con un monitor de muestreo para COV, como el MX6 iBrid?

R: Las principales diferencias son el sensor y el propio monitor. La tecnología de los sensores ha evolucionado con el tiempo, lo que significa que el sensor PID del Ventis Pro5 tiene importantes ventajas de rendimiento con respecto al sensor PID utilizado en el MX6 iBrid.

En segundo lugar, aunque el MX6 iBrid es un producto fantástico, es pesado; si tiene que llevar el detector todo el día, el tamaño se convierte en un problema. Por otro lado, el Ventis Pro5 es algo que se puede enganchar en el uniforme y olvidarse de él. Es cómodo, pequeño y ligero. El Ventis Pro5 es realmente un monitor personal.

El Ventis Pro5 también abre una opción completamente nueva para la detección conectada de COV. Antes, las lecturas se registraban en el monitor y no se podía acceder a ellas hasta que se terminaba el trabajo y el usuario devolvía el monitor a un muelle. Ahora, las lecturas de gas en tiempo real del monitor se transmiten directamente a la nube, donde las partes interesadas pueden ver lo que está sucediendo en el campo.

 

P: Con el funcionamiento del sensor PID, los usuarios tienen que sustituir el sensor LEL. Hay contrapartidas cuando se decide utilizar un sensor PID?

R: No hay ninguna contrapartida porque son tecnologías complementarias. Antes de que los COV se vuelvan inflamables, el PID detecta la sustancia tóxica en partes por millón (PPM) para proteger al usuario. Ambas lecturas son valiosas, por lo que el 90% de las veces se utiliza el LEL y el PID juntos en el mismo dispositivo.

 

P: Es evidente que los sensores PID ofrecen grandes ventajas a los usuarios. ¿Por qué no son más comunes?

R: En el pasado, los sensores PID eran complicados, caros y difíciles de mantener. Con los nuevos avances, el coste de propiedad ha disminuido y no es necesario ser un especialista para utilizarlos. Puede utilizar el Ventis Pro5 con un sensor PID de COV como cualquier otro detector de gas; no hay nada de sofisticación ni de dificultad.

 

P: ¿Qué es lo que más le entusiasma de este producto?

R: El Ventis Pro5 con sensor PID contribuye a impulsar nuestra visión: eliminar la muerte en el trabajo para el año 2050. Ahora mismo hay decenas, incluso cientos de miles de trabajadores que están expuestos a hidrocarburos tóxicos cada uno de sus días de trabajo. Nadie lo está gestionando. Nadie lo controla. Esas personas están en riesgo, y aunque no sea un peligro inmediato para la salud, existe la amenaza de problemas de salud a largo plazo. Nuestro objetivo es proteger a las personas de estas sustancias peligrosas y avisarles mucho antes para que los empresarios puedan tomar medidas para contrarrestarlas.