Cuando se establezca la fatiga de alarma, siga estos tres pasos

Cuando se establezca la fatiga de alarma, siga estos tres pasos

Kyle Krueger | viernes, 26 de junio de 2020

La mayor adopción de instrumentos multigás trae aparejadas más alarmas. A veces, son demasiadas. Y otras veces, los usuarios desean tener distintos tonos de alarma para poder diferenciar “las que son importantes”. Si bien esta solicitud tiene buenas intenciones, suele indicar algo más peligroso: la fatiga de alarma.

Los fabricantes usan un tono de alarma para indicar todos los peligros de gases, pero con una frecuencia o volumen variado para advertencias bajas, altas, TWA y STEL. Una alarma para monóxido de carbono (CO) suena igual que una alarma para límite inferior de explosividad (LEL), oxígeno (O2), sulfuro de hidrógeno (H2S) y así sucesivamente.

Esto es por diseño de fábrica.

Si bien los trabajadores podrían diseñar tonos de alarma personalizados que indiquen peligros de gases específicos, todas las alarmas advierten sobre las condiciones peligrosas mientras todavía queda tiempo para actuar.

Entender los peligros de los gases y la tecnología de detección realmente puede ser un desafío (pero para eso existe la capacitación), por eso los detectores de gases están diseñados para alertarlo de manera simple, clara y rápida en caso de que se presenten condiciones peligrosas.  

Cómo luchar contra la fatiga de alarma

Si usted o su equipo han deseado tener distintos tonos de alarma para distintos gases, se está enfrentando a la fatiga de alarma de la detección de gases. La buena noticia es que puede luchar contra la fatiga de alarma al seguir estos tres pasos:

Evitar las sorpresas
en la detección de gases

Alerta en pantalla del Ventis Pro5

¿Necesita orientación? Este libro blanco cubre
la tecnología que simplifica la detección de gases.

Descargar el libro blanco

1. Revisar los datos: los clientes de Industrial Scientific pueden revisar datos históricos de alarmas en iNet®Control para consultar la cantidad de eventos de alarma y otros patrones. ¿Ha visto a los empleados apagar los dispositivos mientras sonaba una alarma? ¿Los trabajadores reportan alarmas falsas? Investigue las alarmas falsas y aborde las expectativas durante un evento de alarma para que los trabajadores sepan que cuando un detector de gases entra en alarma, es necesario confiar y tomar medidas al respecto.

2. Revisar los ajustes de alarma: la configuración de alarma predeterminada del fabricante podría no ser adecuada para su industria o aplicación. Después de investigar los protocolos y las pautas de OSHA, podría elegir modificar los ajustes de alarma. Antes de hacerlo, también debe comprender que los ajustes de alarma se suelen fijar en niveles más bajos para justificar el tiempo que le toma al sensor responder ante el gas. Esto significa que si un monitor registra que los niveles de un gas aumentan rápidamente, el monitor le alertará al usuario en caso de una concentración alta del gas antes de que el sensor registre la concentración completa. Esto crea una barrera de seguridad.

Si está modificando la alarma alta, preste especial atención a la alarma baja. Si modifica el punto de ajuste de alarma alta, pero mantiene la alarma baja como está, no le servirá de nada. Si bien la alarma baja suele ser menos intensa, puede sonar igual para el oído no entrenado.

Si realiza alguna modificación, consulte con su equipo sobre los cambios y los comportamientos que espera para el futuro.

3. Cambiar el proceso: esto incluye (entre otras cosas) cambiar la forma de trabajar de las personas, aislarlas de los peligros, reemplazar los peligros o eliminarlos físicamente. La jerarquía de controles es una gran forma de mejorar la seguridad en su organización.

Si usted o los trabajadores están ignorando las alertas que pueden salvarles la vida, es importante aprender sobre la función y el propósito de los detectores de gases y tomar medidas antes de que la fatiga de alarma se vuelva un problema crónico.