Lo que debe saber sobre contaminantes e inhibidores del sensor

Lo que debe saber sobre contaminantes e inhibidores del sensor

Ryan Thompson | viernes, 26 de junio de 2020

Los sensores dentro de su detector de gases personal están destinados a estar expuestos a gases tóxicos, corrosivos y explosivos, pero eso no significa que sean infalibles. Los químicos y vapores de los limpiadores y lubricantes cotidianos y otros químicos especializados pueden actuar como contaminantes o inhibidores de los sensores para los diferentes tipos de sensores.

El sensor de LEL de perla catalítica es uno de los más susceptibles a contaminantes e inhibidores. Los sensores de LEL de perla catalítica son esenciales en muchas aplicaciones, por lo que conocer lo que puede actuar como un contaminante o inhibidor puede marcar la diferencia entre un monitor en pleno funcionamiento y uno que podría no avisarle cuando esté en presencia de un gas combustible.

La forma en la que el sensor de LEL de perla catalítica detecta el gas es una de las principales razones por las que es tan susceptible a contaminantes e inhibidores. Cuando un gas entra en contacto con el sensor de perla catalítica, el gas se quema y la perla detecta un cambio en la temperatura. Este cambio de temperatura es lo que luego se traduce en la lectura que ve en su pantalla del monitor de gases. Cuando los contaminantes e inhibidores entran en contacto con esta perla, pueden evitar que el gas se queme o pueden impedir que se queme tanto como lo haría, lo que puede tener una influencia sobre la lectura de su monitor de gases.

¿Qué son los contaminantes de sensores?

Los contaminantes del sensor son sustancias que se adhieren a los sensores de perla catalítica y causan daño permanente que impide que funcionen correctamente. Algunos de los contaminantes más comunes son los productos con base de silicona (que pueden incluir artículos comunes como lociones y productos para el cabello), lubricantes, aditivos de gas, plomo y compuestos de azufre. Si alguno de los contaminantes nombrados entra en contacto con la perla catalítica calentada, se derrite instantáneamente y se adhiere a la superficie. Dado que este sensor ahora tiene una capa de la sustancia contaminante derretida a su alrededor, ya no puede quemar, y, por lo tanto, tampoco detectar ningún peligro de gas combustible. Una vez que estos contaminantes encapsulan la perla catalítica, no hay forma de eliminarlos y se debe reemplazar el sensor.

Algunos de los contaminantes más comunes son los productos a base de silicona
, los lubricantes, los aditivos de gas, el plomo
y los compuestos de azufre.

¿Cómo sé si un sensor está contaminado?

Es importante calibrar y realizar pruebas funcionales en los detectores de gases para determinar si los sensores funcionan correctamente. Si no realiza pruebas funcionales o si no calibra sus detectores de gases regularmente, podría encontrarse en una situación peligrosa. Podría ingresar a un ambiente combustible y no ver una lectura en su detector de gases porque la perla está contaminada.

Si por algún motivo se cree que el sensor de LEL puede haber sido contaminado, deberá calibrarse de inmediato para asegurarse de que esté funcionando correctamente. Si el sensor puede leer el gas de calibración y proporcionar una lectura durante este proceso, entonces podrá detectar el gas en el campo. Si el sensor está contaminado, no podrá leer el gas de calibración aplicado y le mostrará al usuario una calibración errónea.

¿Qué son los inhibidores de sensores?

Si bien los inhibidores no son tan destructivos como los contaminantes, tienen un efecto negativo sobre el sensor. Los inhibidores pueden desensibilizar la perla y acortar su vida útil, pero luego de una calibración y una prueba funcional, el sensor aún puede resultar utilizable. Algunos de los inhibidores más comunes son los compuestos halogenados, así como cualquier cosa que contenga ástato, bromo, flúor, cloro y yodo. Si hay gases combustibles e inhibidores presentes al mismo tiempo, es posible que el sensor de perla catalítica no detecte el gas combustible.

¿Qué debo hacer si un sensor ha estado expuesto a inhibidores?

Por qué las pruebas funcionales salvan vidas

Alerta en pantalla del Ventis Pro5

Consulte este libro blanco para aprender sobre los
datos detrás de las recomendaciones para pruebas funcionales.

Descargar el libro blanco

Si un instrumento ha estado expuesto a un inhibidor, se recomienda realizar una calibración para asegurarse de que el instrumento continúa funcionando. Cuando la perla catalítica quema el gas del cilindro de calibración, también quema parte del material inhibidor que pudo haber quedado adherido. Si la perla es desensibilizada repetidamente por los inhibidores, o entra en contacto con una gran cantidad, es posible que no se recupere, lo que resultará en una calibración errónea.

En algunos casos, puede ser obvio que el sensor estuvo expuesto a un contaminante o inhibidor, pero no siempre. Muchos lubricantes o productos a base de silicona vienen en forma de aerosol y pueden rebotar en la superficie en la que se aplican. Si se para cerca con un detector de gases, los productos entran en contacto fácilmente con el detector de gases personal. Muchos de estos productos también requieren tiempo para secarse, y liberan químicos y vapores en el proceso. También debe tener en cuenta el almacenamiento. El hecho de que no se haya aplicado un contaminante o inhibidor directamente en el instrumento no significa que no haya estado expuesto a uno mientras estaba guardado en una caja de herramientas, un casillero de almacenamiento o en cualquier otro lugar donde se pueda almacenar el equipo de detección de gases.

Los contaminantes e inhibidores más comunes se muestran aquí, pero existen más. Lo mejor que puede hacer es comenzar cada día con una calibración o prueba funcional, y calibrar su instrumento cada vez que entre en contacto con un contaminante o inhibidor potencial.

¿Cómo puedo reducir el impacto de contaminantes e inhibidores?

Los sensores de LEL de perla catalítica son particularmente susceptibles a contaminantes e inhibidores, pero otros sensores no tanto. Los sensores infrarrojos (IR) no se ven influenciados por contaminantes o inhibidores, por lo que, en ciertos casos, cambiar a un sensor IR podría simplificar su detección de gases. Los sensores infrarrojos de hidrocarburos (IR de HC) pueden detectar un amplio rango de hidrocarburos y se pueden usar en atmósferas inertes, a diferencia de los sensores de LEL de perla catalítica. Los sensores IR se suelen usar en aplicaciones de espacios confinados, áreas en las que las partículas de silicona son comunes (petróleo y gas), refinamiento químico y cualquier aplicación con niveles bajos de oxígeno. Los sensores IR de HC se encuentran disponibles para monitores de seis gases como el MX6 iBrid® y los monitores multigás como el Ventis® Pro5.

 

Lea más artículos sobre los sensores aquí.