Consejos para usar detectores de gases en temperaturas frías

Consejos para usar detectores de gases en temperaturas frías

Dave Wagner | viernes, 26 de junio de 2020

Con las temperaturas frías acercándose, podría comenzar a preocuparse por el funcionamiento del equipo de detección de gases portátil, a medida que el invierno amenaza al termómetro. Si bien algunos instrumentos están calificados para temperaturas de hasta -40°, la calificación de temperatura baja para la operación continua de la mayoría de los monitores de gases portátiles es de -20 °C. Aun así, la mayoría de los instrumentos pueden utilizarse en temperaturas más bajas durante períodos breves. La respuesta del sensor definitivamente variará a medida que las temperaturas bajan, pero los monitores de gases más sofisticados cuentan con “compensación de temperatura” para que las lecturas de gas estén dentro del +/-15  % de las concentraciones reales.

Aquí hay algunas sugerencias para ayudarlo a sentirse seguro al usar detectores de gases en temperaturas frías.

1. Menos de 20 minutos: no necesita estabilizar. Al ir afuera, siente el frío de inmediato. Sin embargo, a su monitor de gas le llevará tiempo lograr un equilibrio con la temperatura ambiente. La compensación de temperatura controlará la temperatura interna del monitor. Si usará el monitor durante 20 minutos o menos, no hay motivo por el cual dejar que se estabilice y se adapte a la temperatura antes de usarlo. Enciéndalo, realice sus lecturas y regrese a un lugar cálido.

2. Más de 20 minutos: debe estabilizar. Si usará su monitor a la intemperie durante más de 20 minutos, deje que se estabilice a temperatura ambiente durante de 15 a 20 minutos antes del uso, enciéndalo y ponga los sensores en cero al aire fresco.

3. Guárdelo en un área húmeda. Las temperaturas frías pueden ser extremadamente secas, en especial en las Northern Plains, los Territorios del Noroeste de Canadá y Alaska. El clima seco tiene incluso un mayor impacto que las temperaturas frías en el desempeño de algunos sensores electroquímicos. Para evitar que los electrolitos en medios acuosos se sequen, almacene y cargue sus instrumentos en una zona húmeda. Mantener la humedad relativa ambiente al 40-50  % ayudará a mantener la sensibilidad de sus sensores y permitirá que funcionen durante más tiempo.

4. Si el monitor presenta retrasos, haga pruebas funcionales más frecuentemente. Es posible que la respuesta del instrumento sea lenta en temperaturas inferiores a -20 °C. La pantalla se volverá tenue y, si se congela, posiblemente no funcione. Si esto sucede, el monitor de gas seguirá detectando gases y emitiendo alarmas. Si debe usar el monitor en estas condiciones, realice pruebas funcionales antes de cada uso para asegurarse de que responda e intente calentar el instrumento lo antes posible.

5. Verifique que el sensor de oxígeno no esté congelado. Los sensores electroquímicos de su instrumento suelen tener un electrolito en medios acuosos y, en algunos casos, este puede congelarse si las temperaturas son inferiores a -20 °C por períodos prolongados. Los sensores de oxígeno, por lo general, serán los primeros en congelarse. Cuando se congelen, no podrán arrojar lecturas confiables, pero al descongelarse y recuperar una temperatura cálida deberían retomar el buen funcionamiento.

6. Prepárese para cargarlo con más frecuencia. Es posible que el tiempo de funcionamiento de la batería sea menor en temperaturas frías. Por debajo de los -20 °C, el tiempo de funcionamiento se puede reducir en un 50  % o más.

7. Mantenga el monitor cálido hasta que lo necesite. Tener el monitor de gas cerca del cuerpo le permitirá mantenerlo lo más cálido posible. Si está usando el monitor para realizar muestreos remotos, sosténgalo dentro de su abrigo el mayor tiempo posible para mantenerlo cálido y funcionando durante más tiempo.

Una regla general para usar detectores de gases en temperaturas frías es que si usted puede soportar trabajar en el frío, su monitor de gases también. Es decir, si la temperatura es muy fría para usted, probablemente lo sea para el instrumento.

Si las temperaturas son muy bajas, trabaje de forma segura y trate de mantenerse cálido hasta que vuelvan las temperaturas agradables de la primavera.