Where To Buy Contact Options
Icono de teléfono
¿Tiene preguntas? Contáctenos
1-800-338-3287
Talk to an Expert
mobile menu icon mobile menu close icon

Por qué necesita saber el rango de medición de su detector de gases

¿Sus trabajadores están expuestos inadvertidamente a gases peligrosos, incluso cuando usan equipo de protección personal? 

Los profesionales de la seguridad tienen en cuenta muchos factores cuando recomiendan protección respiratoria para trabajadores en entornos que pueden contener peligros de gas tóxico. Sin embargo, un factor que también se pasa por alto es el rango de medición de los detectores de gases que usan los trabajadores para los peligros de gas tóxico.

¿Por qué es importante esto?

El NIOSH recomienda diferentes niveles de equipo de protección personal (EPP) según el potencial de exposición en partes por millón (ppm). 

Tomemos el amoníaco (NH3) como un ejemplo común, aunque el mismo principio se aplica a todos los peligros de gas tóxico.

En la región del Medio Oeste de Estados Unidos, la producción de alimentos es una industria importante. La producción de alimentos va de la mano de las instalaciones de almacenamiento en frío que usan NH3 como refrigerante. Solo en Wisconsin y Michigan, las compañías usan, aproximadamente, 150 millones de libras de amoníaco por año para el almacenamiento en frío: esto significa que cientos de miles de trabajadores pueden estar expuestos a este gas. Teniendo esto en cuenta, los trabajadores usan detectores de gases y siguen las pautas del NIOSH para determinar cómo protegerse adecuadamente. 

Por ejemplo:

  • Si el potencial de exposición es de hasta 250 ppm de NH3, el NIOSH recomienda un respirador de media mascarilla con un cartucho que proporcione protección contra el NH3 o cualquier respirador con suministro de aire.
  • Si el potencial de exposición es de hasta 300 ppm de NH3, el NIOSH recomienda un respirador con suministro de aire con flujo constante o cualquier respirador purificador de aire que funcione con energía y tenga un cartucho que proteja contra el NH3, o un respirador de cartucho de rostro completo, o bien una máscara de rostro completo con receptáculo.
  • Si el potencial de exposición es superior a 300 ppm, el NIOSH recomienda un equipo de respiración autónoma (secure closed breathing apparatus, SCBA) o un respirador de rostro completo con suministro de aire.

Para determinar la exposición con exactitud, sus detectores de gases deben poder detectar niveles de acuerdo con las pautas del NIOSH para el EPP. En este ejemplo, sus detectores de gases deben poder detectar NH3 a niveles superiores a 300 ppm. Sin embargo, muchos detectores de gases solo pueden medir NH3 de 0 a 100 ppm. Esto presenta un problema. Sin un dispositivo que pueda medir rangos superiores a 300 ppm (o la recomendación del NIOSH para el gas tóxico específico), ¿cómo sabe su trabajador si su EPP le brinda protección adecuada?

Para evitar este problema, es importante revisar el rango de medición de su detector de gases, especialmente si su entorno pudiera contener amoníaco (NH3), sulfuro de hidrógeno (H2S), dióxido de azufre (SO2) o monóxido de carbono (CO).

En este caso, un detector de gases con un rango de medición de más de 300 ppm puede ayudar a sus trabajadores a determinar si necesitan cambiar a un equipo de respiración autónoma mientras trabajan en ese entorno. Si sus detectores de gases no pueden detectar hasta 300 ppm de NH3, los trabajadores deben usar un equipo de respiración autónoma cada vez que haya una probabilidad de que los niveles superen el límite permisible de exposición de 50 ppm de NH3.

Además de ofrecer lecturas críticas para la seguridad, los dispositivos con un rango de detección más alto generalmente tienen una vida útil más larga y pueden hacerle ahorrar dinero en reemplazos del sensor. Los monitores como el Ventis Pro5 en general tienen rangos de medición más altos, lo que los hace menos susceptibles al daño por el uso fuera del rango y reduce la necesidad de reemplazar sensores.

Hágase un favor ahora mismo y verifique los rangos de medición de sus monitores de gases contra sus requisitos de EPP para todos los peligros de gas tóxico. Si los rangos no coinciden con sus requisitos de EPP, debe considerar si los monitores le están proporcionando las capacidades de detección que sus trabajadores necesitan para trabajar seguros.