Where To Buy Contact Options
Icono de teléfono
¿Tiene preguntas? Contáctenos
1-800-338-3287
Talk to an Expert
mobile menu icon mobile menu close icon

¿De qué se trata esto del gas “equivalente al pentano”?

Recientemente he respondido más preguntas y he recibido muchas consultas sobre cómo obtener y usar un gas de calibración “equivalente al pentano”.  Entonces, ¿de qué se trata esto del gas “equivalente al pentano”?

Hace muchos años, a un fabricante particular de instrumentos para supervisión de gas se le ocurrió la idea del gas “equivalente al pentano” o “equivalente al propano”. Otros fabricantes han ido adoptando la idea de vez en cuando y ha ganado más tracción en el mercado. Esto ha causado que los usuarios finales de monitores de gases combustibles se comuniquen con los proveedores de gas de calibración y soliciten el gas equivalente al pentano. Esto es algo que no se debe hacer.

La premisa es que desea calibrar los sensores de gases combustibles de perla catalítica con pentano porque obtendrá lecturas de concentración más altas que las reales y una respuesta segura cuando detecte otros gases. El problema, como reconocemos, es que si el sensor presenta una respuesta disminuida al metano debido a la contaminación, no podrá ver esto con una calibración de pentano.

El gas equivalente al pentano es una concentración de metano configurada para proporcionar la misma respuesta que una concentración conocida de pentano con 25  % de LEL y 50  % de LEL. Esta correlación se debe realizar según las sensibilidades relativas de un nuevo sensor para cada gas, y cuando la realice con un sensor nuevo, su calibración debe tener una precisión de +/-25  % como mucho.

Este es el problema, según mi opinión. La calibración debe configurar la respuesta del instrumento y del sensor según un estándar conocido para establecer la precisión de la línea de base de las lecturas. Cuando usa el gas equivalente al pentano, le está indicando al instrumento que está calibrando a 25  % de LEL de pentano, cuando en realidad está calibrando una concentración aleatoria de metano. Digo que es aleatoria porque como la sensibilidad al metano cambia debido a la contaminación, y la correlación entre el pentano y el metano cambia junto con ello, una vez que esto sucede ya no sabe cuál es la calibración estándar y cuál es la verdadera correlación.

Si está calibrando a 25  % de LEL de pentano, en realidad está calibrando el instrumento a esa medida, y si está calibrando a 25 o 50  % de LEL de metano, está configurando el instrumento a esa medida, estándares que realmente conoce, y no está confiando en una correlación desconocida o cambiante para establecer una referencia precisa como sucede con los llamados gases equivalentes.

Aunque es cierto que el sensor estará contaminado para el metano y perderá primero la sensibilidad al metano, la sensibilidad relativa inicial del metano al pentano suele ser de 2:1, lo que generaría muchas pérdidas. Como usuario, no me importa que la lectura esperada de metano deba ser de 2:1 cuando está calibrando para el pentano. Solo me importa que si encuentro metano, el instrumento emita una alarma y me advierta como corresponde. Incluso si el sensor ha perdido la mitad de su sensibilidad al metano, le dará la lectura correcta de metano si está calibrado con el pentano. Ahora, si tiene en cuenta que la mayoría de las configuraciones de alarma del sensor de LEL están al 10  %, o incluso al 5  %, de LEL estos días, aun a una concentración de metano a 50  % de LEL, contará con entre 5 y 10 veces más seguridad, además de la calibración del pentano.

Junto con esto, en casi 25 años de trabajo con instrumentos de supervisión de gases combustibles, aún no he visto un sensor que esté contaminado grave y naturalmente de manera que no responda al metano para nada y que proporcione una lectura normal ante el pentano. Si el sensor está gravemente contaminado, perderá una gran cantidad de sensibilidad al pentano, lo que se verá en las lecturas completas de pentano reducido durante la calibración.

Si bien es totalmente cierto que usar un gas de calibración equivalente al pentano o al propano lo ayudará a reconocer que un sensor está contaminado con metano, existen otras formas de lograr esta tarea. Puede elegir calibrar su sensor con pentano para configurar una referencia precisa y realizar una prueba funcional en los mismos sensores antes de usarlos con metano a fin de verificar si están contaminados.

Industrial Scientific tiene una mejor solución para este problema en el instrumento multigás MX6 iBrid. El MX6 le permite configurar y establecer el gas de calibración con metano y luego seleccionar y aplicar un factor de respuesta automáticamente para el pentano en las lecturas. Esto le brinda beneficios múltiples. Puede calibrar, establecer la precisión y detectar la contaminación con metano en las lecturas completas del sensor, y contar con una respuesta de lectura mejorada mediante el factor de correlación del pentano como si el sensor estuviera calibrado con pentano. A medida que el sensor pierde sensibilidad al metano, las lecturas correlacionadas con pentano se vuelven más pronunciadas.

Fuera del MX6, la recomendación de Industrial Scientific para calibrar sensores de gases combustibles sigue siendo la misma. Si conoce el gas objetivo que detectará, calibre el sensor con una concentración conocida de ese gas. Si está usando el sensor para la detección de gases combustibles, calibre según una concentración conocida de pentano.

Al final, necesita determinar qué es más importante para usted. Si está usando sus sensores en áreas en las que los contaminantes conocidos del sensor son prevalentes, debería aceptarlo aunque no lo prefiera y calibrar sus sensores regularmente con metano. Podrá detectar los efectos de la contaminación y aun así establecer sus lecturas según un estándar conocido y consistente. Si la contaminación es solo un problema menor y tener una base precisa para sus lecturas es una prioridad para usted, continúe calibrando con pentano y olvídese de la idea de los gases equivalentes.